viernes, 29 de mayo de 2015

Las Ventas, 28 de mayo de 2015


Acercóse el de Orduña hasta los medios, y tras un giro completo sobre sus pies, tal como la Tierra gira sobre sí misma, lanzó garbosamente la montera al aire como si pareciera que jugaba al “chito”.
Y el clamor y el júbilo inundaron de palmas y olés los tendidos de Las Ventas tras caer la montera sobre su  arena.

Les prometo que esto no es un pasaje bíblico, esto lo viví yo ayer en Las Ventas en el brindis de Iván Fandiño.

Y no hay más que rascar.

lunes, 18 de mayo de 2015

Y la Feria va...


Soy un novato, lo reconozco.
Llevo poco en esto de los toros.
Si llevaré poco que no he visto nunca torear a Belmonte (Juan) ni a  Sánchez Mejías (Ignacio), y no digamos ya a Joselito (el chico de la “señá” Gabriela).
Si al menos hubiera visto a Manolete o a Ortega (Domingo)…pero ni eso. En fin, que soy un recién llegado a esto y por eso no deja de sorprenderme todo lo que rodea a esta afición.

Quitando el sábado de rejones y sin contar la novillada, calculo así por encima que habrán saltado ya al ruedo de Las Ventas unos cincuenta toros, redondeando… ¿Alguien se extraña de que la entrada “tipo” en esta Feria sean los tres cuartos?

Toros de nota? uno? Siendo muy generoso ¿dos, tres?. ¿Corridas más o menos completas…? Mmmmm…
Sosería, tontunez, flojera, nobleza-boba? A espuertas
¿Orejas “de Ley”…?

Así está la cosa  

Durante la Isidrada, los Domingos “de relleno” son como los sábados “de rejones” o los miércoles de ceniza. Se nota que son días diferentes, sobre todo en el público que asiste.
Además de la cuota de japoneses que aguantan más de un toro, abundan los de diferentes nacionalidades que se van tras el primer puyazo…

¡¡Perdón, perdón, perdón!!! ¡¡He dicho puyazo!!! Lo siento mucho, no volverá a ocurrir…

El abonado, deseando escaquearse de su cautividad funcionarial, hace cábalas para descartar cuatro festejos de entre los muchos que descartaría, y los domingos se hicieron para descansar. Siempre quedaremos algunos masoquistas.

Ayer sin ir más lejos, y en ausencia de habituales, tuve el privilegio de estar rodeado de una variopinta compañía.
La camaradería iba en aumento a medida que transcurría el interesante festejo, y como no podía quitar ojo de lo que acontecía allí abajo en el lejano ruedo, me abandoné a cotillear lo que se cocía por el vecindario.
A barlovento capté una conversación entre un “afisionao” y una joven pareja más novata que yo todavía.

La entretenida conversación transcurría en torno a temas tan interesantes como estos…

-¿Y como saben ustedes cuales son los toreros?
-Los que llevan el traje más elegante

-Entonces esto es un equipo no?
-Sssss….mas o menos. Se llama cuadrilla. Son seis, como los toros

-Ahora es cuando se pone la capa detrás y le da unos faroles
(si si, faroles… hago un inciso para aclarar que eran unas gaoneras).

-Cada cosa  que hace el torero tiene su nombre.
-Así que de Asturias eh? Ahí si que se come bien. Hay un sitio que tiene un paseo marítimo que es muy bonito. No me acuerdo de su nombre. Es todo verde, parece el extranjero.
-Si, si

-El picador se carga un poco (pero poco) al toro para que los banderilleros que son los que más arriesgan le dejen ya medio muerto el animalito al del traje elegante para que lo mate.
(Qué canalla)

-¿Tú conocías a Paco Camino? Pues a su hermano Joaquín, que era banderillero, lo mató un toro

-¡¡¡¡Ribadesella, se llama Ribadesella!!!! Que bonitooo!! Y que bien se come

-¿Y lo mata cuando quiere?
-Si, claro, cuando ve que ya no tiene fuerza le da la estocada. Y si se pone muy pesado le dan un aviso, que eso ya es que lo está haciendo fatal.

-Allí a los chavales les llaman “Guajes”, como a Villa, el de la selección, que también jugó en el Sporting de Gijón.

-Y donde están los de las trompetas?
-¿Los Timbales? Allí enfrente, donde la bandera
Son los que cambian de tercio

-¿Y cuántos tercios hay?
-Pues tres  (Inciso, ahí casi me desmayo de la emoción)

-Y tú (dirigiéndose a ella) también eres Asturiana?
(“Ella” asistía al festejo y a la conversación con cara de “Oh la la” )
-No, yo soy francesa
-Ah! Francesa!! Qué grandes actores hay en Francia.
A mi me gustaba mucho Luis de Funes, me hacía reír mucho.
Y Alain Delon, qué bueno…

-Y Vandande
-¿einnn? ¿Vandande??
Si, uno que es muy fuerte

-Ah! Van Damme??, pero no es francés, es Belga

(Bueno, y qué mas te da, pensé, yo siempre había creído que era canadiense…)

-Pero en Francia no hay toros
-El que era bueno era Granero, Y Raúl Sánchez, ese era de mi época.

Por un momento llegué a pensar que se trataba de un comando antitaurino recabando información del enemigo, para en cualquier momento desnudarse y montar una protesta allí mismo, en la andanada. Y los tenía ahí al lado.
Al final se fueron en el quinto, pero no descarto que hayan conseguido suficiente información para montarnos una performance algún día de estos.

“El afisionao” se quedó a pedir la oreja para Adame.

Y esto es todo lo que puedo contar de la Feria hasta el momento


Seguiremos “informando”…o no…

viernes, 15 de mayo de 2015

16 de mayo de 1920. Talavera de la Reina


Se cumplen noventa y cinco años de la muerte de José Gómez Ortega, "Joselito", el llamado  "Rey de los Toreros".
Aunque de sobra conocidos, sirvan estos versos de Rafael Alberti como recuerdo.
Son, probablemente, los más profundos que se han escrito sobre José.  

Niño de amaranto y oro,
cómo llora tu cuadrilla
y cómo llora Sevilla,
despidiéndote del toro.

Tu río, de tanta pena,
deshoja sus olivares
y riega los azahares
de su frente, por la arena.

Dile adiós, torero mío,
dile adiós a mis veleros
y adiós a mis marineros,
que ya no quiero ser río.

Cuatro arcángeles bajaban
y, abriendo surcos de flores,
al rey de los matadores
en hombros se lo llevaban.

Virgen de la Macarena,
mírame tú, cómo vengo,
tan si sangre que ya tengo
blanca mi color morena.

Mírame así, chorreado
de un borbotón de rubíes
que ciñe de carmesíes
rosas mi talle quebrado.

Ciérrame con tus collares
lo cóncavo de esta herida,
¡que se me escapa la vida
por entre los alamares!


¡Virgen del amor, clavada,
lo mismo que un toro, el seno!
Pon a tu espadita bueno
y dale otra vez su espada.

Que pueda, Virgen, que pueda
volver con sangre a Sevilla
y al frente de mi cuadrilla
lucirme por la Alameda.

Rafael Alberti, Joselito en su Gloria


Si mil veces naciera, mil veces sería torero. Yo no veo nada más bonito, más artístico ni más emocionante que el toreo.
José Gómez Ortega, Joselito El Gallo