jueves, 26 de enero de 2017

Atarse los machos

Foto: Guillermo Legaria/AFP

No me considero especialmente pesimista, al contrario, tiendo a ver la botella siempre medio llena. 
Pero  creo que vivo cercano a la realidad, y observo…

Y lo que veo desde hace un tiempo en cuanto a lo que rodea a esta afición no me gusta. “No me gusta como caza la perrita”.

La hostilidad hacia los toros es cada día más evidente. Promovida desde donde sea (lobbies animalistas, partidos políticos, antisistemas, ecolojetas, ecolopijos, y demás fauna antitaurina) y amparada en claroscuros intereses, la caza del aficionado está servida.
La falta de respuesta de quien debería actuar con contundencia para diferenciar el terrorismo de la legítima protesta, salvo contadas excepciones, hace el resto.

El punto de inflexión será el primer altercado grave con resultados “traumáticos” que, visto el cariz que está tomando el asunto, tarde o temprano caerá. Ojalá me equivoque.
Y en este clima “prebélico”, me ha llamado mucho la atención el relato de Juan Carlos Muñoz-Collazos en su blog "Toros, literatura y más" en el que narra desde dentro, de forma sencilla y directa,  la vuelta de los toros a Bogotá

Durante la corrida, oíamos estruendos explosivos. Luego supimos que eran las “papas bomba” (típicas de las protestas universitarias en la Distrital, la Pedagógica y la Nacional), así como a las “bombas” lacrimógenas del ESMAD. Cuando terminó la corrida, un oficial de la policía advirtió a los aficionados por altavoz que debíamos salir por la Cra. 7ª quienes no tuviéramos transporte particular, y por la Cra. 5ª quienes hubieran llevado sus automóviles. Salimos por la 7ª.
Y allí comenzó el miedo. Al llegar al Centro Internacional, vimos un desfile de motos policiales llevando escuadrones del ESMAD para contener la violencia de los antitaurinos. Tuvimos que correr hacia el sur, pues se decía que desde el norte venían los defensores de la vida animal (¡!¡!) para agredirnos. Después, bajamos a la Cra. 13 en busca de transporte...

Aquí el relato completo

Vamos tomando nota?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada