lunes, 11 de junio de 2018

Mi San Isidro en Twitter




Hace sólo unos meses que frecuento Twitter, eso que llaman “red social”, y su “Tuitendido”, el tendido virtual donde cada cual se expresa como y cuando le parece, al sol, a la sombra o desde su casa.

Tiene sus cosas negativas, como todo, pero también hay que reconocer que la rapidez y la facilidad para comunicar lo convierten en una herramienta interesante.

Este ha sido mi primer San Isidro como usuario de Twitter, y como resumen de lo visto y oído, subo aquí por orden cronológico algunos de los tuits que publiqué como @cardenojabonero a lo largo de la Feria.

8 de mayo (Novillada Guadaira)

Arrancamos 




La Feria de San Isidro es el evento que con gran diferencia convoca mayor cantidad de público, genera más ingresos, y supone menos gasto de las Fiestas del patrón Y hace mundialmente conocida a estas fiestas. No hay ninguna información del @MADRID de la Feria ¿Cómo se llama eso?

Me sugiere también: Desinformar, manipular, faltar a la verdad, censurar, agraviar, ocultar, mangonear, adulterar, fanatismo, intolerancia, radicalismo, tergiversar, caciquismo...

9 de mayo (La Quinta)


Yo por si algún día cuela, insisto, a la faena de muleta hay que quitarle 2 minutos. Con 8 basta

11 de mayo (Pedraza de Yeltes)

De lo de ayer, Román es necesario y Joselito Adame es contingente. 

Amanece, que no es poco

Yo desde luego no se cómo va a salir, pero la corrida de Pedraza de Yeltes es para enmarcarla

Fortes valiente, una media auténtica, algún natural, revolcón y petición mayoritaria. Yo no la he pedido, para mí de vuelta al ruedo, pero había mayoría. Parece que para cortar oreja hay que probar antes el suelo...

Se está hablando más, y se va a hablar más, de la NO oreja a Fortes que si Fortes hubiera cortado una oreja.

13 de mayo (Baltasar Ibán)

Para los de la tablilla, acaba de salir en @LasVentas "Gallito", castaño, un toro con 484 kilos Esto es el trapío.

Pues yo hoy he visto dos buenos Ibanes, un Sergio Flores con detalles interesantes en el segundo, y una oreja de regalo. Y yo hoy tampoco la he pedido, pero la de Fortes la pidió la mayoría y la de hoy no.

15 de mayo (Puerto de San Lorenzo)

El IVA, Señor Domb


Hoy hemos visto al menos tres toros con 6 orejas para cortar. El segundo gran toro, y me han gustado quinto y sexto. No han sobrado las fuerzas, y en el caballo no han destacado especialmente, pero que la peor sea esta. Enhorabuena @puertoslorenzo

16 de mayo (Núñez del Cuvillo)

Aviso para despistados: Cuando se guarde el minuto de silencio hoy en @LasVentas no preguntéis (como todos los años) que quién se ha muerto. Hoy hace 98 años que murió en Talavera de la Reina José Gómez Ortega, "Joselito el Gallo" el Rey de los toreros

Joselito en su gloria", poema de Rafael Alberti 


Niño de amaranto y oro 
cómo llora tu cuadrilla 
y cómo llora Sevilla 
despidiéndote del toro... 

Aquí completo https://cardenosyjaboneros.blogspot.com.es/2015/05/16-de-mayo-de-1920-talavera-de-la-reina.html?m=1 …

17 de mayo Juan Pedro Domecq/Parladé)

Este es el "Juampedrete": Dícese del Juampedro original aquejado de Juampedritis. Juampedrete, como en el mus el "tío Perete", cuatro, cinco, seis y siete Para el diccionario @PulgadeTriana

Pues dentro de lo que ha sido la corrida, el sexto tenía su casta y ha hecho sudar a Adame Y a mí me han gustado cosas de Adame...

18 de mayo (Jandiilla)

Resumen de hoy: Me estoy volviendo un hater como se dice ahora, un odiador vamos, con la gente que bebe como si no hubiera un mañana, habla sin parar, y come pipas compulsivamente en @LasVentas Todo a la vez

No me gusta el arrimón. 

El primer deber del torero es no acercarse al toro. Y el del toro no dejarse acercar. Un toro que se deja acercar, ya no es un toro. Un torero que se acerca al toro, es un jugador de ventaja, un tramposo (José Bergamín)



19 de mayo (Alcurrucén)

Primer teorema de Domb: 

La petición de trofeos en forma de despojo, vulgo "orejas", en San Isidro, es directamente proporcional al grado de ingestión etílica (vulgo, gintonic) del público solicitante. Este teorema tiene demostración empírica en días de "no hay billetes"

Qué buen tercio de Banderillas y qué gran toro este segundo Segoviano

Cada vez acuerdo más de Fortes Y yo no pedí esa tarde la oreja, pero...

23 de mayo (Victoriano del Río)

Cómo estará la cosa que me vuelvo a acordar de Fortes

25 de mayo (Núñez del Cuvillo)

Ayer yo vi dos toros como me gustan, Licenciado de Alcurrucén, gran toro, y Coplero de Victoriano del Río, de bonita estampa, y que dio el mejor tercio de varas de la Feria con Agustín Navarro. Juli gran inicio de faena al tercero y poco más, y Ginés a esperar.

Así está la cosa por @LasVentas Capítulo I: Sale un toro Jabonero y se oye un ¡Oooohhh! supongo que de sorpresa. El diestro (el que sea) lanza la montera (que debe su nombre a Francisco Montes) y si cae boca arriba se oye otro ¡Ooohhh!!! supongo que de desagrado...

Talavante es imprescindible, genial, diferente, y seguramente único, pero para mi hoy las dos orejas han sido un premio excesivo Lopez Simón también ha merecido una oreja, y Juan Bautista por lo menos ha puesto ganas. Tarde interesante

Así está @LasVentas Capítulo II o Segundo principio de la hidrodinámica del gintonic: Todo espectador sumergido en gintonic, y sometido al mismo tiempo a la acción de la lluvia, experimenta una pulsión descontrolada que le lleva a agitar el pañuelo blanco de forma compulsiva.


26 de mayo 

Así está la cosa por @LasVentas Capítulo III Controles de alcoholemia en las puertas y al que de positivo, a la calle, o se le retiran los pañuelos blancos que lleve en los bolsillos. Aunque sean de papel

27 de mayo (Dolores Aguirre)

Me parece que hoy se van a comer pocas pipas... Y el de las almendras va a vender pocas

Mucho mérito Gómez del Pilar con este Carafea

¡¡Qué grande David Adalid!!

No sé porqué tanto desprecio, yo hoy he visto una corrida de toros de lidia, mansos pero de lidia, con tres toros encastados y duros, y tres tios que se han puesto delante con mucha vergüenza torera. Y ha habido momentos de emoción, algo que en otras muchas tardes no hay

28 de mayo (Partido de Resina)

Seguro que no soy el único que tiene debilidad por los Pabloromeros de @partidoderesina. Con muchas ganas de que esta tarde vuelvan al sitio donde no hace mucho estuvieron. Y que haya emoción, casta y bravura en @LasVentas. Y pocas pipas

La lona de Las Ventas son los padres y a Domb se le ha visto el plumero

Cómo no ha podido ser y pensaba darle un aplauso a @PrensaVara se lo doy por aquí. Ya sabes, por lo de @cazarrata_ , lo de hoy y tal 

30 de Mayo (Garcigrande)

Ponce se ha traído la lona por si acaso llueve

31 de mayo (Garcigrande)


Entre el truño de tarde, los que no se saben sentar, los que te llenan de cáscaras de pipas, los que trasiegan gintonics, los que se van al baño... A ver si remonta esto

Resumen de la tarde de hoy en @LasVentas Tarde de las que hacen afición, Primero fue el paseíllo a las 7, luego fueron las 8, más tarde las nueve menos cuarto más o menos, las nueve y veinte y finalmente se terminó ¡Hasta mañana pues! 



1 de junio (Victoriano del Río)

Esta tarde, lleno

Así está la cosa por @LasVentasCapítulo III 
En lugar del cartel de "No hay billetes" que veo a la entrada de la plaza, preferiría ver este otro: "El que no sepa geometría no puede entrar" No lo digo yo, lo dijo José Bergamín 

Creo que hacen falta más "Cayetanos", con ganas y echándole casta a la tarde. Sobran indolentes, figuritas, tiquismiquis y vendedores de pipas. Hay que venir a darlo todo, y luego ya después se aprende a torear, pero primero hay venir con ganas y que se note. 

2 de junio 

Entre las imágenes de la feria que tengo hasta ahora, y que no esperaba tener, están la manera de poner en la suerte de varas a un toro por El Fandi, y el galleo por chicuelinas de ayer de Cayetano, detalles de pura torería, oiga. 

Si San Isidro es el mundial del toreo...mañana empieza lo importante, las semifinales y la final: Miura, Saltillo, Escolar, Alcurrucén, Rehuelga/Pallarés, Adolfo y Victorino Contando las horas... Vaya semanita

3 de junio (Miura)

Variada y vareada corrida de Miura Me han gustado segundo y sexto, el mejor, encastado, duro y listo como un ratón colorao Alguno poco presentable para Madrid, habrá que ver Pamplona y Bilbao, pero parece que la cabeza de camada se quedó en Zahariche. Hoy tampoco he comido pipas 

4 de junio (Saltillo)

Saltillo's day 

@cazarrata_'s day 
Y cielo cárdeno

Gran toro este Asturdero, bravo, duro y listo. Chacón ha estado realmente bien 

Manso y con muy malas ideas el tercero ¡Lo que ha tragado Ritter!

El cuarto, manso también, le ha pedido el DNI y los papeles de la moto a Chacón. 
Mucho mérito

Corrida mansa, excepto el primero, con el excesivo premio de vuelta al ruedo, duros y con malas intenciones en mayor o menor medida. No creo que haya muchos aficionados que puedan decir que se han aburrido. Por lo que yo he visto, allí no se ha aburrido nadie. Esto son los Toros

5 de junio (José Escolar)

Que vuelva a sonar España Cañí en el paseíllo de @LasVentas 

Creo que ese momento tan bello ha perdido "algo" ahora. Pero aunque sea otro, que sea siempre el mismo pasodoble el que se asocie con el paseíllo, ese que cuando empiece a sonar haga temblar a los que saltan al ruedo. 

El primer Escolar parecía de infantil pero ya tiene la ESO

Nobleza de más y casta de menos hoy. El primero con algo de carbón y el sexto el más completo dentro de lo que ha sido la tarde. Muletazos sueltos de Robleño al segundo y un par de naturales y gran estocada de Bolívar al sexto. Buen tercio de banderillas de M. Martín y F. Sánchez 

6 de junio (Alcurrucén)


Poniendo límites





Barberón, el primero de Alcurrucén ha sido diseñado exclusivamente para su uso con la muleta. Atencion: No usar en los dos primeros tercios

Así lo he visto: Mansotes.1° sacó algo de casta solo en la muleta, 3° tuvo más clase, y se acabó. Ferrera por allí, Perera por allá, y lo poco interesante lo pusieron los Marín en el tercero, el padre picando bien y Ginés con detalles buenos y orejita. Bien Ambel lidiando al 6°

7 de junio (Rehuelga/Pallarés)

Frank en @LasVentas

Qué buen toro este cuarto, Turquesito se va con las dos orejas y la boca cerrada



8 de junio (Adolfo Martín)

No sé cómo se habrá visto en la TV pero aquí se ha visto a Ángel Sánchez tragando mucho con el cuarto. No ha podido hacer mas

Vaya pitón izquierdo tenía el quinto ¿Este también era un morucho?

Y faenón de Pepe Moral

En la plaza, el 5°, Chaparrito, me ha parecido un gran toro, uno de los mejores de la feria, pero no de vuelta al ruedo. Viendo la repetición, sin duda creo que es uno de los tres toros de la feria y merecedor de vuelta al ruedo. Extraordinario, enhorabuena @aadolfomartin

Con esto de los pañuelos, las vueltas, las orejas, etc, no es por nada, pero hace ya 7 años que sugerí en el blog el uso del "Orejímetro digital", un sencillo mando a distancia que elimina la polémica... http://cardenosyjaboneros.blogspot.com/2011/06/el-orejimetro-digital.html?m=1 …

Licenciado de Alcurrucén Cuba II de @puertoslorenzo Chaparrito de @aadolfomartin Para mí los tres toros de la feria de San Isidro. Tres encastes distintos, grandeza ganadera. Es difícil elegir uno sólo

10 de junio (Victorino Martín)

Bien Ureña con el segundo en la muleta y mal con la espada, y van...



Hola @MADRID, ha terminado la Feria de San Isidro (si, esa que no existe) en un mes hemos pasado por allí (pagando entrada, comiendo, bebiendo) 620.000 ciudadanxs ¿sabrían decirme cuántos incidentes tienen registrados? ¿Y en cualquier otro evento con 620.000 espectadores? 
Gracias

lunes, 23 de abril de 2018

Juan Belmonte, Madrid 1914



A punto de comenzar la temporada de 1914, El Álbum del abono" de Madrid, recoge la expectación que ha levantado Juan Belmonte ante su aparición en la Plaza Madrileña.
"Corinto y Oro", alias de Maximiliano Clavo, escribe así sobre Belmonte...


Nació en Sevilla, calle de la Feria, el día 14 de abril de 1892 y fue bautizado en la parroquia de Omnium Sanctorum el 17, tres días después. 
Corrió prisa la ducha de agua bendita. Por lo visto nació ya “con todas las fechas comprometidas” y había que aprovechar el tiempo. A los dos años de venir al mundo fue a vivir a Triana, en cuyo popularísimo barrio tenían sus padres una tiendecilla de quincalla.

Creció, fue a la escuela y en cuanto pudo arrimar el hombro, su padre le puso en comunicación directa con los cachivaches de su pequeña industria. Un “historiador” belmontista dice que “Juaniyo”, cuando tenía unos doce años, fue colocado en un comercio de Huelva, y que a la simpática y cumplida clase de “horteras” perteneció hasta que el virus taurómaco se le inyectó en las venas y empezó a “apuntar” las verónicas, los faroles y los molinetes, asombrando a los chavales con quienes se reunía.

Como Juan no tenía el privilegio que tuvieron, tienen y tendrán los niños de abolengo taurino o los que han tenido la suerte de tropezarse con un providencial protector y pueden dar sus primeros pasos en los tentaderos con becerros y vaquillas de casta con que dar “clase y educar el miedo”, los comienzos de su carrera constituyeron un calvario para la pobre y famélica criatura, que apenas comía, ni tenía salud, ni podía tenerse en pie. Y si quiso torear tuvo que cruzar a nado muchas noches el Guadalquivir, meterse en los “cerraos”, actuar con su raída chaqueta, contender con “catedrales”, tragar el paquete de los vaqueros –dispuestos a partirle los huesos a estacazos al golfillo que se sienta Curro Cúchares- ¡empezar jugándose el mísero pellejo!

Juan salió a torear por primera vez en una corrida sin picadores y armó el escándalo, efectivamente…pero por la cruz de la moneda. ¡Se dejó un toro vivo!; además, salió vestido como un adefesio y estaba “esmayao”! ¡Pa los restos! Y le tomaron a chufla.
Pero Calderón, su protector y apologista, terne que terne, decía entusiasmado que ¡allí” había un estilo colosal y que “Juaniyo” tenía que ser y si no ¡al tiempo!

El muchacho se fue a Valencia desesperado y allí consiguió salir en una moruchada de mojiganga…y ¡allí triunfó Calderón!
Belmonte armó el alboroto, por la cara de la moneda y volvió a torear; entusiasmó a toda Valencia taurina. Toreó nuevamente en Sevilla –con picadores- puso cátedra, levantó al público de sus asientos…¡fue desde entonces hasta el día; ¡Belmonte! ¡Belmonte! ¡Belmonte!...

Al abandonar Méjico, donde ha actuado dentro de la temporada invernal, Belmonte ha dejado una estela de admiración, como los periódicos de allá dicen que no dejó diestro alguno. La labor realizada por el trianero en la plaza de la Capital de la tierra de Moctezuma ha sido verdaderamente estupenda. El toreo de Belmonte ha sido la suprema aspiración de los aficionados mejicanos, que ven, saben y exigen.
Belmonte ha conseguido que la baba corra por los tendidos de la plaza de “El Toreo” y ha salvado a la Empresa metiendo en sus arcas muchos miles de pesos y quitando a Pepe Rivero “un peso de encima”.

…Unos días faltan para que comience en España la temporada de toros. La expectación que hay por Juan Belmonte es verdaderamente brutal. Las gentes esperan con ansia “el crujío”. Como Juan tenga un poco de salud, otro poco de suerte y siga queriendo coles…
¡Jesús, María y José!

jueves, 15 de marzo de 2018

Iván Fandiño, Domingo de Ramos 2015. La Gesta


En pocos días se cumplirán tres años de la tarde en la que un torero llenó de valor e ilusión Las Ventas encerrándose con 6 toros de distintas ganaderías, de las “duras”, de aquellos hierros de los que asustan. 
Palha, Partido de Resina, Victorino Martín, Cebada Gago, José Escolar y Adolfo Martín. 

Valor, el de Iván Fandiño retando al sistema y retándose a sí mismo, e Ilusión, también la suya, pero repartida seguramente a partes iguales con los que, desde cualquier punto de España, llenábamos aquella tarde Las Ventas. 

Hace unos días, he vuelto a encontrar por casa uno de esos pañuelos blancos que nos repartieron en la Puerta Grande de la plaza con el cartel de aquella tarde del Domingo de Ramos. Es verdad que no valieron para pedir orejas, pero ahora, en el recuerdo, su valor se hace más grande. 
Tienen el valor de una gesta, esa palabra que se usa a veces tan alegremente en esto de los toros. El resultado en trofeos fue lo de menos. Sinceramente no recuerdo si hubo orejas ni cuantas fueron. 
La tarde la recuerdo áspera, y gris, oscureciéndose a medida que pasaba y pesaba más el sentimiento de que no iba a poder ser. Pero a pesar de las risas de alguna hiena, a algunos, no sé si muchos o pocos, no nos quedaba sensación de fracaso, en absoluto. En realidad lo que pesaba en el aficionado era la sensación de que a partir de ahí iban a ir a por él, como así ocurrió. 

Y a pesar de tantos, como hemos podido intuir leyendo el relato de Néstor García en “Mañana seré libre”, ahí quedó la gesta para la historia, lo que nadie ha vuelto a hacer. 
Porque desde aquella tarde nadie ha vuelto a crear esa expectación, ni mucho menos a llenar Las Ventas lejos del amparo del abono cautivo. 
La gesta no eran las orejas cortadas, tampoco lo era enfrentarse a esos hierros míticos en solitario, la Gesta fue ilusionarnos de la forma que lo hizo. 
Y ahí quedó eso.

sábado, 10 de febrero de 2018

Carta (abierta) a Ruth Toledano


No se cómo empezar esta carta.

He estado dudando sobre qué fórmula protocolaria utilizar. ¿Querida Ruth?, no. ¿Estimada Ruth? no te conozco, no sé si se puede estimar a alguien sin conocerlo. ¿Señora Toledano? me sonaba demasiado serio, no sé, así que lo dejaremos así, sin protocolos.

En primer lugar quiero pedirte disculpas por mi forma de redactar. Escribir no es lo mío, lo tuyo si, así que empiezo jugando en campo contrario. Espero que no me lo tengas muy en cuenta. Lo mío tiene que ver con el campo, con la naturaleza y la conservación de las especies y los espacios. Con la conservación del Medio Ambiente, como se dice ahora. A eso llevo dedicado los últimos treinta y ocho años de mi vida.

Pero esta carta va de toros, o de Tauromaquia, como también se dice ahora, aunque a mí me gusta más decir “Los toros”.

Ahora que estoy empezando con esto de las redes sociales, he visto que te has picado últimamente con algún aficionado "tuitero" por algún comentario probablemente algo fuera de tono.
Reconozco tu larga trayectoria de aguerrida militante antitaurina, de cuando no se llevaba ser “anti”, y no esperaba menos de ti.
Permíteme que te tutee.

En segundo lugar tengo que decirte que seguramente tengamos más cosas en común de lo que los dos podríamos pensar, aunque tú seas antitaurina y yo sea un aficionado a los toros.
No pretendo convencerte para que te conviertas en una aficionada, estoy seguro que no lo conseguiría aunque esa fuera mi intención. Pero si me gustaría que entendieras lo que sentimos los aficionados a los toros, aunque en esto, como en todo, la diversidad no nos hace diferentes. Supongo que en el periodismo habrá gentes muy distintas… gente “pa tó” como cuentan que dijo “El Gallo”, Rafael Gómez Ortega, aquel torero de leyenda. 
También supongo que no estarás de acuerdo con todos los que practican tu profesión. Pues lo mismo me pasa a mí con todos los que tienen esta afición.

Vamos al grano.

Quiero que te vengas conmigo a los toros un día. Yo invito.

Mira Ruth,  pronto empezará la temporada en Las Ventas y yo tengo dos abonos en las alturas, allí en la andanada, donde se junta la intelectualidad del aficionado erudito con  la eventualidad del visitante japonés. 
Eso sí, aunque estemos en las alturas y se vea un poco lejos no te va a dar el sol, que la piedra venteña guarda el sol durante el día y luego lo va soltando traicionera y lentamente debajo de ti durante la tarde.

No tengo especial interés en  hablar sobre si los toros son cultura o no. Para mí es un debate cerrado, tengo tan claro que forman parte de nuestra cultura que pienso que en esto estaremos de acuerdo. Son cultura y generan cultura, arte, lenguaje, incluso una forma de ser y de ver la vida, aunque suene así, grandilocuente.
Han sido tantos los  gobernantes  que desde hace siglos han querido acabar con los ellos  (¡hasta Franco!) sin  conseguirlo, que negar que  los toros vienen del pueblo y son patrimonio del pueblo es negar la evidencia.  (Como verás, la frase es un poco vulgar, pero ya te he dicho que lo mío es el campo y el monte, no escribir).

No creas que soy un erudito en la materia, pero  intentaré contarte lo que vamos viendo. Las claves de la liturgia que los toros, como  cualquier rito, esconden. Porque donde tú ahora ves maltrato yo veo la representación de un rito ancestral.
Te contaré como se desarrolla la corrida. Los tres tercios en los que se divide, nacer, crecer y morir, como la vida.
No voy  a compararme con Alberti, García Lorca, Picasso, Bergamín o Miguel Hernández. Ni siquiera con Sabina, Serrat o Hemingway, pero intentaré contarte lo que vemos, aunque sea con la media neurona que dices que tenemos “los de los toros”.

Te contaré el absoluto respeto que tenemos por el Toro, el protagonista de La Fiesta, o como quieras llamarlo, porque los toros son mucho más que una fiesta, y a mí en realidad lo de “La Fiesta” no me acaba de convencer del todo. Prefiero “Los Toros”, insisto.

Te contaré que, es verdad, no siempre se respeta al toro, y entonces seguro que estamos de acuerdo en lo que nos disgusta. Si no hay respeto al toro, se pierde la esencia. Y contra eso unos cuantos, muchos, protestamos y nos cabreamos. Esto tendrás que tenerlo siempre en cuenta, nuestro primer mandamiento es la admiración y el profundo respeto al toro, íntegro.

¿Alguna vez te has emocionado observando a un toro o a una vaca de lidia en una dehesa, su medio natural? Yo sí, muchas, y te aseguro que puede ser uno de los espectáculos más bellos que se pueden ver. De verdad, créeme.

¿Alguna vez has visto cómo un toro se rompe una mano en el ruedo? ¿Has visto cómo los aficionados protestamos y nos damos la vuelta para no ver el sufrimiento del toro al ver que quiere y no puede acometer y demostrar su bravura?
Yo si lo he visto. ¡Qué paradoja!, pensarás  ¿no? Sufrir porque un toro, que va a morir en quince minutos, se rompe una mano y no puede embestir como le dice su casta que tiene que embestir. Pues así somos.

¿Has visto alguna vez cómo un toro embiste al caballo que monta el picador una y otra vez con el orgullo que le da su casta? Yo sí, pero también te diré que pocas veces, así está el patio, que hasta entre nosotros no nos ponemos de acuerdo en lo del tercio de varas. Pero eso, lo del tercio de varas, si te animas a venir una segunda vez, te lo contaría más despacio.
Te intentaré contar todo eso y más, Ruth, Y cuando acabe el ritual, la corrida, si quieres nos vamos a tomar unas cañas a alguno de los bares que hay a tiro de piedra. Y entonces me cuentas lo que has visto y has sentido. 
Porque yo no pretendo convencerte de nada, ni mucho menos prohibirte nada, Ruth, sólo quiero invitarte a los toros.

Venga, piénsatelo y me llamas.

Permíteme para terminar que te sugiera la lectura de tres libros. Supongo que sabrás que la literatura taurina es de las más abundantes en cantidad y calidad de las que te puedas encontrar.

Es muy difícil sugerir sólo tres, pero para que entiendas los fundamentos te sugeriría “Tauromaquia Completa”, de Francisco Montes “Paquiro” a quien, por cierto, se debe el nombre de “Montera” ese curioso sombrero que portan los toreros. Es muy antiguo y aunque suene largo, no temas, que es un libro de pocas páginas.
Para ”vivir” el toreo te sugiero “Juan Belmonte, matador de toros” de Manuel Chaves Nogales. Es un libro absolutamente fascinante incluso para un antitaurino, y su autor (ajeno al mundo de los toros)  alguien a quien deberíamos honrar y pedir disculpas por haber ignorado durante tantos años.  
Y para “sentir” el mundo del toro, se me ocurre un libro reciente, número uno en ventas ahora y en el que encontraras muchas de las claves de esta afición que supongo desconoces. Es “Mañana seré libre” de Néstor García, que relata y retrata la trayectoria de Iván Fandiño.

Nada más Ruth, espero tu llamada.

José María Gaitán
@cardenojabonero

lunes, 22 de enero de 2018

Juventud aficionada, más difícil todavía




El mundo de los toros lleva años viviendo encerrado en una bonita urna de cristal con su microclima, su fauna, su flora, su propio medio ambiente, su particular atmósfera, sus discusiones sobre si son galgos o podencos, si cárdenos o jaboneros… mientras fuera de la urna, el mundo exterior y su atmósfera resulta cada vez más hostil, irrespirable y tóxica para nosotros.

Para los que hemos vivido en el mundo exterior cuando no había urna, el aire era respirable, y crecíamos viendo toros en la televisión, los toros eran algo tan normal que aficionarse era tan sencillo como una simple cuestión de gustos. Ni más ni menos.

El antitaurino no existía como tal, simplemente te gustaban los toros o no, sin más.

Claro que había quien estaba en contra y le hubiera gustado que desaparecieran, pero la corriente iba entonces en su contra y además, seguramente, la sociedad entonces era más tolerante y abierta. Y no me estoy remontando siglos atrás, tan solo unos pocos años, treinta quizá, no más.

En los colegios, en los Institutos, en la Universidad, en el pueblo, en la ciudad… que te gustaran los toros era tan habitual y común que nadie se sentía incómodo en reconocer su afición o sus gustos.

Ahora, desde que vivimos en nuestro propio mundo acristalado y aparentemente al margen de los peligros del mundo exterior y su irrespirable atmósfera, reconocerse como aficionado a los toros puede resultar molesto, incómodo, y hasta arriesgado si en una fugaz excursión al mundo exterior topamos con algún cansino adoctrinador en valores éticos. No te digo nada si además pertenece al selecto grupo de “salvadores de almas perversas” facción violenta.

Pero para quien la dificultad es máxima es para la juventud aficionada o simplemente para la gente joven a la que le gustan los toros. Y si su entorno es urbano la dificultad, y por tanto el mérito, es especialmente considerable.

En el mundo rural, al menos en regiones donde tradicionalmente ha habido afición a los toros, se sigue viendo con cierta naturalidad la relación hombre-animal, y reconocerse aficionado por debajo de los treinta años, aun siendo cada vez menos frecuente, no le hace a uno merecedor del rechazo generalizado de su entorno. Aun así, cuanto más joven, más difícil y meritorio es ser aficionado a los toros.

En el mundo de los urbanitas, la atmósfera se vuelve aún más irrespirable para la juventud taurina. El desarraigo es total. La labor de propaganda y adoctrinamiento del animalismo (mascotismo, veganismo…) ha resultado tremendamente eficaz, y reconocerse aficionado por debajo de los treinta años es casi un acto heroico. Esta es la realidad.

Sin cantera no hay futuro, y el tiempo corre en contra.

El futuro de los Toros (La Fiesta, la Tauromaquia…) pasa primero por un apoyo incondicional a la juventud taurina y después por una reconquista de ese todavía existente sector de la juventud que “pasa” de los toros pero aún no ha sido abducido por las mentiras del adoctrinamiento del llamado “animalismo”, término que no acabo de comprender y que encierra en sí mismo una mentira más.

¿Y cómo se consigue esto? Doctores tiene la Iglesia, pero es fundamental que el acceso a las Plazas de Toros sea considerablemente más asequible al exiguo bolsillo de un estudiante o de un adolescente/jovenzuelo (Millenials y demás fauna antes conocida como “joven”)

Salvo en Las Ventas, donde conseguir una entrada a partir de 4-5 euros es relativamente fácil, las entradas a los toros tienen que ser necesariamente más baratas, especialmente para la juventud.

Y si las cuentas no salen habrá que cambiar el “método de cálculo”. Empresarios y profesionales del toreo tienen que ajustar sus expectativas si quieren que nuestro mundo de cristal no empiece a resquebrajarse y nuestra particular atmósfera se vuelva irrespirable también para nosotros.

O también podemos seguir arreglando goteras en nuestra urna, mirándonos el ombligo, y seguir discutiendo si son galgos o podencos, cárdenos o jaboneros.

Pero si dejamos de respirar moriremos por asfixia.
Suele pasar.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

"Saltador", ganadería del Duque de Veragua

Toro (disecado) de la ganadería del Duque de Veragua donado por éste al Museo de Ciencias Naturales de Madrid

Para situar la escena, imaginemos una de las tertulias taurinas que tenían lugar en Madrid a mediados del siglo XIX, concretamente la del café “La Vieja Iberia”, en “La carrera”, frente a lo que hoy es la calle Echegaray.

Allí hablan y discuten, entre otros, Cúchares, su yerno El TatoEl Gordito, Cirineo, Bandolina, Currito –el hijo de Cúchares- Lagartijo, el ganadero colmenareño D. Vicente Martínez, acompañados de algunos aficionados “de categoría” y todo ello bajo la batuta de D. Pedro de Alcántara Colón, Duque de Veragua, Marqués de Jamaica, Adelantado de Las Indias, Almirante Honorario del Mar Océano… entre otros títulos y dignidades…

Escribe y describe la escena D. Luis Fernández Salcedo (bisnieto de D. Vicente Martínez) en su obra “Trece ganaderos románticos”

Cuando nos asomamos a la simpática tertulia, el Duque está en el uso de la palabra. Las patillas blancas enmarcan su rostro, bajo de color.

- Y salió el quinto toro, perteneciente a mi ganadería, Saltador por mal nombre, y berrendo en negro de pelo. 
Muy bonito y con buena cabeza, uno a uno fue metiendo en la enfermería a los dos picadores de tanda, que eran Antonín y Varillas, y a los cinco reservas: Troni, Poquito Pan, Berrinches, Briones y Hormigo. 
El bicho, que resultó muy bravo, se quedó todavía en los medios pidiendo pelea. El público gritaba “¡Caballos!, ¡Caballos!”, porque se veía que aún necesitaba más castigo. Los toreros estaban desconcertados.

Entonces, Paquiro –que fue un gran torero, sin hacer de menos a los presentes- subió al palco a conferenciar con el presidente, el cual, después de reconocer que el toro no estaba enteramente picado y que, por tanto, había que dar gusto al pueblo soberano, se comprometió a cambiar la suerte con un solo puyazo más. 
Montes, sobre esta palabra, entró en la enfermería, y como Berrinches era el que estaba menos lesionado, le convenció para que saliera, todo entrapajado, a poner un puyazo de castigo, asegurándole que él se pondría a su lado y que nada le pasaría.

-¿En qué fecha tuvo lugar esa corrida?
-El veinticinco de mayo de mil ochocientos cuarenta y uno, y a partir de  la siguiente se puso aquel aviso famoso diciendo que : “En vista de lo azarosa que había sido la anterior, no tendría derecho el público a exigir que salieran más picadores que los anunciados.”

Desde entonces no se ha dejado de poner en los carteles tal advertencia, aunque rara vez se habrá presentado este caso.


Luis Fernández Salcedo, “Trece ganaderos románticos”

jueves, 16 de noviembre de 2017

Faenón de Juan Mora a un Victorino. Valencia, 25 de julio de 1999



Juan Mora toreó al primer victorino con toda la hondura, con toda la entrega y con todo el sabor que son propios del toreo bueno. 
De esa faena se hablará mucho en Valencia. Hablarán, naturalmente, los aficionados, para ponderar la abismal diferencia que existe entre el arte de torear auténtico y las interminables retahilas que utilizan los pegapases para convertirlo en sucedáneo.

Toreó Juan Mora, sobre todo, al natural. Después de los ayudados recios combinados con parones de una inspirada pinturería, los naturales. Y los dio trayéndose al toro de delante, embarcándolo con temple, cargándole la suerte, pasándoselo ceñido, ligando cada muletazo, construyendo dominadoras y medidas cada una de las tandas. 
Y luego, los pases de pecho, o las trincherillas, o los recortes echando a tierra la muleta como un desmayo o como un quejío.

No se quiera ni imaginar el alboroto que tenía montado en los tendidos el toreo de Juan Mora. Siguió por redondos y estos ya casi daban lo mismo. Y volvió a los naturales, igual que antes; y pues empuñaba la espada de verdad (este torero siempre la lleva), al pedirle el toro la muerte se la dio cobrando una estocada por el hoyo de las agujas.

El delirio fue cuando rodó el toro. Volvía la plaza a la realidad de los seres vivos después de esa sensación de eternidad que trae consigo el puro arte de torear. Y resulta que apenas habían transcurrido cuatro minutos. Cuatro minutos sobran para engendrar la grandeza del toreo. 
Porque el toreo no es cosa de tiempo ni de cantidad.

Joaquín Vidal, extracto de la crónica titulada "Faenón de Juan Mora", de la corrida del 25 de julio de 1999 en la Plaza de Toros de Valencia, publicada en "El País". 
Completaban la terna Enrique Ponce y Pepín Liria.

Nota: Desconozco la fecha de la foto de Arjona que ilustra esta entrada


viernes, 3 de noviembre de 2017

Sobre "El arrimón"



El primer deber del torero es no acercarse al toro. Y el del toro, no dejarse acercar. Un toro que se deja acercar, ya no es un toro. Un torero que se acerca al toro, es un jugador de ventaja, un tramposo.

Al toro no se le puede pisar su terreno, ni cerca ni lejos; es ganarle por trampa. El torero que pisa el terreno del toro, acaba con el toro y con el toreo: lo anula, lo destruye, convirtiéndolo en una pantomima ilusionista, generalmente sin peligro alguno, pero muy emocionante para el histerismo afeminado de los públicos virilistas, como el espectáculo de un domador de leones morfinizados.

José Bergamín, "El Arte de Birlibirloque"

lunes, 9 de octubre de 2017

Final del Camino hacia Las Ventas, 8-10-2017



El sexto certamen “Camino hacia Las Ventas” llegaba ayer a su fin con seis erales de Jandilla-Vegahermosa y los tres finalistas, Alejandro Rodríguez, Diego San Román, y Jesús García, por ese orden y no como rezaban los carteles, y Adrián Henche, que debía lidiar dos utreros de José Luis Marca.

El alcarreño Adrián Henche, triunfador del certamen en 2013 volvía a Las Ventas después de dejar una buena impresión el pasado agosto.
Mala suerte  para el de Fuentelencina, una vez más. Ante un novillo manso, descastado y bronco, lo intentó pero en una colada el novillo, al que no se había picado, lo envió a la enfermería en una fea voltereta. Y de allí traslado al hospital con fractura de una vértebra lumbar. Que pase pronto y a preparar la temporada próxima.

Se hizo cargo de la muerte del novillo el sobresaliente, Victor Manuel Rodado, o al menos eso parecía, porque el espectáculo que vino a continuación fue lamentable, con pinchazos, innumerables descabellos y finalmente tres avisos. Pitos para él, al que le venía grande el compromiso, y bronca para la empresa, que no debió olvidar que Las Ventas es la primera plaza del mundo.

No hubo lugar para el sufrimiento colectivo en el segundo utrero ya que Rodado resultó lesionado y no se lidió el que hubiera hecho quinto.

Juego desigual de los erales, disposición, ganas y compromiso en grandes cantidades en los novilleros finalistas, mucho toreo moderno, algunos detalles sueltos, y resultado que imagino muy reñido en el  jurado, porque la verdad es que no hubo grandes diferencias entre ellos.

Al final Alejandro Rodriguez, de la escuela de Madrid "El Yiyo" resultó el vencedor del certamen, Jesús García cortó una oreja a su primero, y a quien esto escribe le pareció que Diego San Román dejó buenos detalles y parece mas hecho como novillero.

  • Adrián Henche










Consecuencia, fractura de vértebra lumbar

  • Alejandro Rodríguez








  • Diego San Román




  






  • Jesús García









Detalles

Al sol

He sido yo...

Plumero
El móvil
Garapullos
Garapullo
¿Hay alguien?

¿Y ahí?

Roberto Ortega y Curro de la Rosa, a medias